domingo, 13 de febrero de 2011

Un Comienzo De Año Para Nada Feliz - Parte 1

Este año nuevo fue diferente. No la pasamos en Lima como solemos hacerlos siempre. Esta vez lo pasamos en el norte, en el soleado Piura. Año nuevo fue... diferente. Compramos entradas para una fiesta que hicieron en la playa de Colan a la cual por supuesto no podía faltar. No era el único que estaría ahí, mis amigos también estarían. El problema no sucedió en año nuevo, sucedió un día después.

Después de sentirme agotado, por todo el alcohol que tenia en el cuerpo, decidí regresar a mi casa en la rica playa de Yacila. Eran como las 6am del día 1 de Enero del 2011. Mi cuerpo estaba recargado de alcohol (no estoy muy acostumbrado a eso), así que decidí descansar. 

Me desperté a las 3pm. Un rico descanso puedo decir. Después de levantarme salí a buscar a mis amigos. Me había quedado desde el 24 de Diciembre del 2010 y había conocido a gente nueva, como los primos de mi mejor amiga, Alexandra, uno mas bueno que el otro. Con el que me hice gran amigo de Chalo, el menor de los dos hermanos. No hay palabras para describirlo. Un perfecto muñeco de torta.  Ese día me la pase con el  y su hermano bañándonos en el mar. Bueno, en verdad Chalo y yo debido a que Bruno, por el frió del agua, arrugo. Así que nosotros, Chalo y yo, decidimos irnos hasta los botes que habían a lo lejos. Después de estar como una hora en el mar decidimos salir, aunque él decidió quedarse un rato más "corriendo" olas. Esa noche fue como cualquier otra noche charlando con mis amigos de tontería y media, pero lo que no sabia era que mi sufrimiento estaba por comenzar al día siguiente.

2 de Enero del 2011. Me desperté tarde para variar... como suelo hacerlo siempre. Salí a mi terraza y vi el mar. Me cambie lo más rápido posible, tome un desayuno veloz (a las 2pm), me lave y salí a conversar con Chalo. Después llego una gran amiga, Mayte, con 2 amigos más, Fernando e Insbi. Ese fue el comienzo de mi sufrimiento. Hable con ambos un momento, me sentía intimidado... razón desconocida.

Ambos era demasiado lindos. Fernando era alto, delgado, cabello ondulado y rubio, blanco (parecía Gasparin) y unos ojos que su mirada te llegaba al alma. El me había dicho que no era as de flaco, sino que fue producto de su operación. Y, también, me comento que trabajaba en un empresa de seguros como gerente.

En cambio Insbi era diferente. Él era un poco más bajo que Fernando, moreno, un muñequito de torta. Cruzamos palabras... en verdad muy pocas. 

Cuando me di cuenta ya era tarde, estaba oscureciendo , así que decidí irme a bañar. Habrán pasado veinte minutos desde que me metí a la ducha. Yo ya había terminado y Chalo ni se había metido, así que lo espere. La espera me pareció eterna. Jamas había conocido a un chico que se demorase tanto en bañarse y escoger lo que se va a poner. Sin mentirles habrá pasado una hora. Ya me estaba aburriendo, hasta que salio. Le dije para ir a ver a Fernando. Había escuchado que no se veían hace mucho así que le dije para ir. Calculo que salimos de su casa a plan de 8pm.

En cuanto llegamos a su casa me tope con la sorpresa de que Fernando era primo de un amigo mio, Javier y del actual enamorado de mi hermana. Se fue Javier junto con unos amigos y nos dejaron solos. Estábamos Fernando, Chalo, la vecina y yo conversando de diferentes temas. Uno de ellos era el desdoblamiento o proyección astral.  Nos quedamos hasta las 2am conversando. A esa hora se fueron Chalo y la vecina porque ya no aguantaban el sueño. Para esto Fernando ya me había estado haciendo ojitos y yo me había quedado más intimidado de lo que ya había estado anteriormente. Nos quedamos en la casa u rato y después salmos a caminar.

Mientras caminábamos, conversábamos; hasta que llegamos al cerro de la playa. Y en el cerro me besó. Fue wow... jamas había conocido a un chico de 30 besar tan bien. Lamentablemente nuestro momento estaba por terminar porque al día siguiente partiría de vuelta a Lima. Y esa partida significaba 16 horas de viaje sin parar. 

3 de Enero del 2011. Este día fue el mas corto. Me levante tarde como es de costumbre y me la pase con Fernando todo el santo día. No quería perder ni un solo minuto. Pero lo malo es que cunado te diviertes las horas se pasan volando. En un segundo cayo la noche y tuve que ir a alistarme y dejar todo listo. Volví a la casa de Fernando pero solo para despedirme. 

CONTINUARA...

No hay comentarios:

Publicar un comentario